Guy Fawkes – La Conspiración de la Pólvora

After celebrating Guy Fawkes day, you can book a slot in a casino by logging into Slots Guide. You stand the chance to win cash prizes.

guardiaEl gran intento de asesinar a Jacobo VI y de destruir el Parlamento mediante el uso de barriles de pólvora, tuvo como protagonista principal a Guy Fawkes.

Historia

Hacia 1603 la reina Isabel I moría, después de ocupar el trono durante 45 años. Su sucesor sería Jacobo VI de Escocia, el hijo de María, Reina de los Escoceses, quien fue ejecutada en 1587 por una orden firmada por Isabel.
Isabel era protestante y durante su reinado los ingleses católicos sufrieron duras persecuciones porque para los Tudors, los católicos eran traidores potenciales.
La misa estaba prohibida para ellos y eran obligados a ir al servicio anglicano, aquellos que no obedecían debían pagar una multa.
Por lo general la gente creía que Jacobo estaba más inclinado hacia los católicos porque su esposa, la reina Ana de Dinamarca era católica.
Cuando Jacobo fue coronado como Jacobo I de Inglaterra, se puso fin a las multas. El número de católicos aumentó y se hacían cada vez más fuertes lo cual molestó a Jacobo. En julio de 1603 dos pequeñas conspiraciones católicas se descubrieron y la posición de Jacobo hacia ellos comenzó a cambiar.
En febrero de 1604 él anuncia públicamente su malestar, expulsa a sacerdotes y jesuitas y reintroduce las multas.
La población estaba desilusionada y mucha gente simulaba ser anglicana, cuando en realidad, no lo era.
Roberto Catesby era un devoto católico. Su padre estuvo preso por esconder a un sacerdote, y él tuvo que abandonar la universidad sin su título para evitar tomar el juramento protestante de supremacía. Roberto era decisivo en el reclutamiento y la conducción de su pequeño grupo de conspiradores.

Los conspiradores
La primer reunión fue el 20 de mayo de 1604. A Catesby se le unieron sus amigos, Tomas Wintour, Jack Wright y Tomas Percy en el Pub “Duck y Drake” en el Strand. La quinta persona era Guy Fawkes quien era originariamente de York. Ellos discutieron el plan para volar el Parlamento y asesinar al rey durante la apertura oficial del Parlamento, con la esperanza de tener un monarca católico en el trono.
Arrendaron una pequeña casa en el centro de Westminster; Fawkes era el cuidador bajo el nombre falso de Juan Johnson. Guido Guy Fawkes era un experto en explosivos que sirvió en el ejército español en los Países Bajos y fue quien proveyó los barriles de pólvora.
Las reuniones del Parlamento se pospusieron para el 5 de noviembre de 1605. la voladura se planeó para este día. En menos de un año, el número de conspiradores creció gradualmente a diez. Roberto Keyes, Roberto Wintour, Juan Grant, Tomas Bates (el sirviente de Catesby) y Kit Wright eran todos parientes de sangre o por matrimonio de uno o más de los 5 primeros conspiradores
El Plan
En marzo de 1605 el grupo alquiló un sótano que estaba debajo de la Cámara de los Lores.
En los meses subsiguientes, 20 barriles de pólvora se almacenaron allí. Fawkes era seguido por espías ingleses quienes informaban a Roberto Cecil, Conde de Salisbury. Roberto era el primer ministro de Jacobo y muy pronto se estableció la asociación entre Fawkes y Catesby.
Durante los próximos dos meses, tres hombres más se unieron al grupo: Ambrose Rookwood, Francisco Tresham y Sir Everard Digby.
Todos ellos fueron a Londres en octubre para revisar los detalles finales del plan. Fawkes debía encender la mecha y escapar a Europa continental. Digby debía raptar a la hija del rey Jacobo, la princesa Isabel y conducir un levantamiento en la región central de Inglaterra (Midlands).

La conspiración se descubre
Todo estaba listo. Pero en la noche del 26 de octubre, una carta anónima fue entregada a Lord Monteagle (cuñado de Francisco Tresham) advirtiéndole que no asista a la apertura oficial del Parlamento.
Lord Monteagle alertó a las autoridades y Salisbury ordenó la búsqueda por Westminster. Descubrieron que había gran cantidad de leña en el sótano y durante una segunda búsqueda hallaron a Guy Fawkes. Fue inmediatamente arrestado pese a que dijo que su nombre era Juan Johnson; y el nombre de Tomas Percy fue rápidamente ligado con el sótano y la renta de la casa por lo tanto se emitió una orden para su arresto.
Los conspiradores escaparon de Londres hacia la región central de Inglaterra (Midlands). Rookwood llegó allí mucho más rápido para advertir a los demás.
Catesby, Rookwood, los hermanos Wright, Percy y Bates cabalgaron hacia Warwickshire. Mientras las primeras fogatas de acción de gracias por el descubrimiento de la conspiración se encendían en Londres, Fawkes era interrogado. Hacia el 6 de noviembre, el silencio de Fawkes forzó a Jacobo I a dar permiso para usar la tortura pero Fawkes no dijo mucho.
En la región central de Inglaterra, los conspiradores asaltaron el Castillo de Warwick. Robaron algunos caballos y se dirigieron a la Casa Holbeche en Staffordshire, pero cuando llegaron allí descubrieron que la pólvora estaba empapada y yacía frente al fuego para que se secase. Hubo una explosión.
200 hombres conducidos por Sir Ricardo Walsh, el representante de la corona de Worcestershire llegó a la casa Holbeche, la batalla fue muy corta. Catesby, los Wrights y Percy murieron debido a sus heridas y Wintour, Rookwood y Grant fueron capturados.
Hacia diciembre, solo Roberto Wintour estaba todavía libre. Bajo interrogación Bates admitió confesar los detalles de la conspiración a un sacerdote jesuita, el padre Tesimond. Con los jesuitas ahora implicados en la “Traición de la Pólvora”, el gobierno decidió buscarlos, registrando los hogares de los católicos en el proceso. Finalmente Wintour fue capturado.
El 27 de enero de 1606 los juicios comenzaron. El vestíbulo de Westminster estaba colmado mientras el público escuchaba a Sir Eduardo Coke. Bajo las instrucciones de Salisbury, el ministro de justicia hizo principal responsable a los Jesuitas, antes de describir el castigo tradicional que se aplicaría a los traidores: La horca, el destripado y el descuartizado. Serían colgados hasta que estuviesen medio muertos, entonces sus genitales serían cortados y quemados frente a ellos. Aun con vida, sus intestinos y corazones serían removidos. Finalmente, serían decapitados y desmembrados, las partes de sus cuerpos se exhibirían públicamente, y serían devoradas por los pájaros a medida que éstas se descomponían.
Todos fueron hallados culpables de alta traición, Dibgy, Robert Wintour, Bates y Grant fueron ejecutados el 30 de enero y al día siguiente, murieron Rookwood, Keyes, Fawkes y Tomas Wintour.
Los católicos sufrieron debido a la Conspiración de la Pólvora ya que no podían ejercer la ley, servir en el ejército o la marina y votar en las elecciones parlamentarias. En 1829 se les permitió votar nuevamente.

Otras opiniones acerca de esta conspiración

Hoy muchos historiadores están de acuerdo en que la “Conspiración de la Pólvora” fue organizada por Roberto Cecil quien odiaba a los católicos, el sótano le fue rentado a los conspiradores por un amigo íntimo de Roberto Cecil y la firma en la confesión de Guy Fawkes no era igual a su firma original.