Balmoralcastellano

stand_kevinbigEl Castillo de Balmoral se encuentra ubicado en la propiedad que lleva su mismo nombre en el condado de Aberdeenshire, Escocia y es la residencia privada de la reina. Amado por la Reina Victoria y el Príncipe Alberto, el Castillo de Balmoral continúa siendo la residencia favorita de la reina y su familia durante las vacaciones de verano en agosto y septiembre.

Historia

La Reina Victoria y el Príncipe Alberto compraron la propiedad en 1852 después de visitar Escocia. Sir John Clark el médico de la reina le recomendó el lugar debido a la tranquilidad y al aire puro.

El Castillo original fue construido en el siglo XV pero era demasiado pequeño. Guillermo Smith un arquitecto oriundo de Aberdeen fue comisionado para construir el castillo como lo conocemos hoy; finalizándolo 4 años más tarde.
La vida en aquellos días

El Príncipe Alberto comenzó a aprender gaélico mientras la reina Victoria y sus hijos se perfeccionaban en Danzas Escocesas. Todos vestían Kilts y ella usaba unas botas muy resistentes a las que en el mundo de la moda se las llamó “Balmorals”.
Victoria era muy estricta en lo que a la administración de su palacio se refería; su amor por el aire puro era tal que ordenaba a sus sirvientes abrir todas las ventanas de las habitaciones desocupadas lo cual convertía al castillo en un lugar con mucha corriente de aire; a menudo los invitados eran prevenidos de llevar ropa adicional si debían permanecer en Balmoral.

Victoria y Alberto se levantaban muy temprano. Particularmente ella disfrutaba de sus cabalgatas matutinas que seguían el sonido de las gaitas; por lo general almorzaba en los páramos y regresaba para el té.

Fumar no estaba permitido en el castillo salvo en la sala para fumadores. Los hombres no podían merodear con su oporto, tenían que permanecer en el salón, el cual estaba completamente decorado con diseños de tela de tartán y cardos.
A lo largo del castillo, el tartán Royal Stuart estaba presente. Por lo general, Victoria lucía un plaid (banda escocesa que se lleva sobre el hombro) del tartán Royal Stuart ( la familia Real Estuardo) y llamaba la atención de todos. Se dice que debido a esto, el Príncipe Alberto compró una lámpara de aceite de color verde pálido y diseñó un tartán que llamó Balmoral (gris con rayas negras y rojas); por su parte, la reina diseñó su propio tartán rojo y negro pero con fondo blanco.

Lo más destacado de una estadía en Balmoral era el “Ghillies Ball”. Antes de que se construyese Balmoral el baile favorito de Victoria era la Cuadrilla; después cambió la Cuadrilla por el “Hoolichan”. El Ghillies Ball era un evento favorito entre las damas ya que ellas podían bailar con hombres jóvenes y apuestos. El baile solía durar hasta las 2 de la madrugada.

Ningún ghillie era tan apuesto como Juan Brown quien era 5 años menor que la reina Victoria.

El Príncipe Alberto murió de fiebre tifoidea cuando la reina Victoria tenía 42 años. Ella confiaba plenamente en el señor Brown a quien el Príncipe Alberto había nombrado el asistente personal de Victoria 3 años antes de su fallecimiento. Después se lo conoció como el Sirviente de las Tierras Altas Escocesas de la reina.

Juan Brown era hijo de un maestro, tenía una figura impresionante con su atuendo escocés y acompañaba a la reina a todas partes. La cuidaba y fue quien previno muchos intentos de asesinato. Se quedó soltero de por vida y esto dio lugar a mucha especulación acerca de su relación con la reina. Ella no lo consideraba un sirviente y él no se consideraba uno.

El envío de tarjetas para Año Nuevo siempre ha sido una costumbre escocesa y el 1 de enero de 1877 Juan Brown recibió de una sirvienta, una imagen acompañada del siguiente verso.

“Envío a mi servil asistente,
acompañada de la carta de Año Nuevo.
Mis palabras probarán mi fe y mi amor.
Para ti, el mejor tesoro de mi corazón,
Entonces sonríe sobre ellas y sonríe en mí y dame placer”

Debajo decía: a mi mejor amigo J.B de su mejor amiga V.R.I. escrito con puño y letra de Victoria. Juan Brown fue la única persona a quien se le permitió fumar en presencia de la reina. No era muy popular con el resto de los miembros de la familia real. Sin embargo, nadie se atrevía a decirle a Victoria que tenía que hacer o a aplaudir antes de que ella lo hiciera.

La película “La Reina” bellísimamente actuada por Helen Mirren, fue filmada
parcialmente en Escocia, y en las tierras y el interior del hermoso Castillo de
Balmoral.

La Despedida de los Invitados
A los huéspedes se les entregaba un tocado de flores silvestres el que incluía el brezo y para su despedida los gaiteros tocaban el conocido lamento “ ¿No regresarás otra vez?”

Ubicación y Protección del Medio Ambiente
El castillo está ubicado en la extensa finca llamada Balmoral, la cual tiene como objetivo proteger el medio ambiente y contribuir a la economía local. Alrededor de 1878, la reina Victoria compró el Bosque Ballochbuie para proteger a los pinos Caledónicos y a otras especies y también para preservar muchos animales autóctonos como la población de ciervos rojos.

Desde 1974 El Fondo Escocés para La Vida Silvestre está a cargo de la administración de las zonas alrededor de los lagos Muick y Lochnagar, estas zonas pueden visitarse como así también los terrenos de la finca, los jardines y el salón de baile del castillo los cuales están abiertos al público desde principios de abril hasta fines de julio de cada año.