Malcolm Canmore

siaMalcolm Canmore era el hijo del rey Duncan I y fue exiliado en Northumberland cuando su padre fue asesinado por Macbeth en 1040 en Forres, Morayshire. Con la ayuda del rey inglés, Edward the Confessor y la de su tío el Conde Siward de Northumbria, el rey Malcolm derrotó y mató a Macbeth en Lumphanan, Aberdeenshire en 1057.

El hijastro de Macbeth llamado Lulach, sube al trono pero Malcolm lo asesina también.

Malcolm fundó la dinastía de la Casa Canmore la cual perduró 200 años hasta la aparición de la Casa Stewart. Se casó con Ingebjørg y tuvo 2 hijos, Donald y Duncan II quien tomó su lugar en el trono. Su esposa era la hija del conde noruego Finn Arnesson y su abuelo materno era hermano de los reyes noruegos St. Olav y Harald Haradrade.

Alrededor del año 1069, su esposa fallece y Malcolm se casa con Margaret, la hermana de Edgar Atheling. Edgar habría sido rey de Inglaterra si “William El Conquistador” no hubiese invadido el país. Tuvieron 6 hijos, tres de ellos (Edgar, Alexander y David) serían reyes.

Margaret introdujo las costumbres inglesas y el idioma en la corte escocesa y también los procedimientos eclesiásticos pero nunca aprendió Gaélico, la lengua hablada por muchos escoceses en aquel entonces.

Su hijo, King David I construyó una pequeña iglesia dentro del Castillo de Edimburgo la cual está dedicada a su memoria; la iglesia se llama “La Capilla de St. Margaret” y es la edificación más antigua del castillo.

En 1071 Malcolm fue forzado a firmar el Tratado de Abernethy y su hijo Duncan fue tomado rehén en Inglaterra. Esto sucedió como resultado del gran número de exiliados ingleses que se reunían en la corte y también debido a los asaltos de Malcolm en Northumbria y Cumbria.

A pesar de las preocupaciones del rey inglés, Malcolm realizó dos asaltos más en Inglaterra, en los años 1079 y 1091 y nuevamente es derrotado y debe someterse al rey inglés.

Después de que los ingleses echan a los escoceses de Cumbria, Malcolm encabeza una incursión final en 1093. Esto lo condujo a la derrota y a su muerte en Alnwick. Su hijo y heredero, Edward también muere en la misma batalla y la reina Margaret fallece en el Castillo de Edimburgo 4 días después.  Fue canonizada por su patrocinio de la iglesia.