El siglo XIV fue un período de turbulencia

El siglo XIV fue un período de turbulencia y cambio para Escocia. El rey inglés Edward I apodado “ el Martillo de los Escoceses” redujo a ese país a un mero estado. En 1297 William Wallace derrotó a los ingleses en la batalla del Puente de Stirling y se convirtió en el “Guardian de Escocia” pero no por mucho tiempo. El 22 de julio en la batalla de Falkirk el ejército de Edward I derrotó a Wallace, obligándolo a huir y a renunciar a su posición de Guardian de Escocia.

John Balliol, tío de John The Red Comyn, fue rey de Escocia entre 1292 y 1296 pero solo técnicamente ya que se había rendido ante Edward I en 1292. Fue este el hombre a quien Wallace quiso colocar nuevamente en el trono de Escocia. Cuando el padre de Robert The Bruce muere en 1304 el se dio cuenta de que competía con la familia Comyn-Balliol por el trono de Escocia.

Wallace se mantuvo cautivo por años hasta que finalmente en 1305 fue entregado y capturado mientras descansaba en Robroyston cerca de Glasgow. Fue enjuiciado por traición y brutalmente ejecutado el 24 de agosto de 1305. Después del juicio, fue llevado a Smithfield, en donde su cuerpo fue desmembrado, y colgado para posteriormente ser decapitado.

El cruel rey Edward I envió partes del cuerpo de Wallace a lugares como Berwick, Stirling, Perth y Newcastle para exhibirlo. La cabeza de Wallace estuvo exhibida en London Bridge como advertencia a futuros rebeldes.

William Wallace inspiró a muchos hombres de su época debido a su coraje y a su brillante táctica militar; uno de ellos fue Robert The Bruce.

Robert The Bruce sabía que para poder reclamar el Trono de Escocia debía eliminar a su mayor obstáculo, ese obstáculo era John The Red Comyn, el sobrino del exiliado Balliol. Comyn era poderoso. Robert The Bruce ideó un plan para llegar a un acuerdo con Comyn. Se reunieron el 10 de febrero de 1306 en Greyfriars, Dumfries pero no llegaron a un acuerdo; si no que por el contrario Comyn enfureció al saber que Robert The Bruce quería darle tierras a cambio de que le brindase apoyo para ser rey.

Ambos estaban enfurecidos y Robert The Bruce, en un momento de ira, sacó su daga y mató a John Comyn. Pese a los acontecimientos, el 25 de marzo de 1306, Robert The Bruce fue coronado rey de Escocia en el palacio de Scone.

Fue perseguido por los seguidores de Comyn y posteriormente derrotado en la batalla de Methven.

Su familia fue enviada al castillo de Kildrummy en Aberdeenshire para su propia seguridad, pero en septiembre, su esposa e hija fueron encarceladas y luego su hermano Neil fue colgado. Robert The Bruce viajó desde Kintyre hacia la isla de Rathlin pero poco se supo de su paradero hasta su regreso a Escocia en febrero de 1307.

Bruce era conciente de su posición y de la fuerza del ejército inglés. Sabía que la única forma de tener éxito era iniciar un ataque estilo guerrilla, con la intención de desmoralizar y asustar a las fuerzas aliadas en su contra. Robert The Bruce emboscó a las fuerzas de John Mowbray en Glen Trool, Galloway, también derrotó a Aymer de Valence en Loudon Hill cerca de Kilmarnock pese a su desventaja numérica. Parecía que todo iba bien para Robert The Bruce pero la más alentadora noticia fue algo que Robert The Bruce esperaba desde hacía mucho tiempo, la muerte del rey Edward I “el Martillo de los Escoceses”.